Novena a Nuestra Señora de Todos los Pueblos

Desde 1945 a 1959, la Stma. Virgen se apareció en Amsterdam (Holanda) a la vidente Ida Peerdeman. El 11 de febrero de 1951 se presentó bajo su nuevo título: «Yo soy la Señora, María, Madre de todos los Pueblos.»

La vidente, Isje Johanna Peerdeman, («Ida») murió en 1996 a la edad de 90 años.

1 de mayo de 1996, el Obispo de Harlem-Amsterdam, Mons. Bomers, y su auxiliar, Mons. Punt, autorizaron en una declaración oficial la veneración de la Virgen María, con el título de ´SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS´. En esa misma declaración subrayan que cada uno es libre de tener una opinión personal de los mensajes, siguiendo su propia conciencia.

Aprobada como de «origen sobrenatural» por el obispo José María Punt de Haarlem-Amsterdam (Holanda) el 31 de mayo del 2002.

El obispo dijo que la aparición es una «ayuda para entender los signos de los tiempos y vivir mas fielmente el Evangelio… y los signos de nuestros tiempos son dramáticos. La devoción a nuestra Señora de Todos los Pueblos puede ayudarnos, en mi sincera convicción, a guiarnos en el camino correcto durante el presente serio drama de nuestros tiempos, el camino hacia un nuevo y especial derramamiento del Espíritu Santo, el único que puede sanar las grandes heridas de nuestro tiempo».